El movimiento zero waste está revolucionando las cocinas de todo el mundo. Cada vez, hay más restaurantes que se suman a esta iniciativa ecológica.

¿QUÉ ES EL ZERO WASTE?

El zero waste (en castellano “cero residuos”) es más que una nueva tendencia, se trata de un nuevo modelo de negocio con un enfoque totalmente sostenible. Tal y como indica su nombre, tiene como objetivo reducir la producción de residuos en el mundo y, así, evitar la contaminación ambiental.

Sabemos que el medioambiente es cosa de todos, pero ¿cómo se aplica a tu negocio?

ZERO WASTE EN TU COCINA

Primero de todo, tienes que saber que el zero waste resulta positivo no solo para el futuro del planeta, sino también para tu negocio. A continuación, te explicamos cómo aplicar esta filosofía en tu cocina.

El zero waste es una buena forma de aprovechar todo tipo de desechos para acabar con el desperdicio de alimentos. Sin embargo, además de evitar la pérdida de comida, es necesario aplicar el “cero residuos” en cualquier tipo de basura que se pueda reciclar. Por ejemplo, dejar de utilizar objetos de plástico de un solo uso, como las pajitas, bolsas de plástico, o los envases de take away, entre otras cosas. Una de las opciones que ya aplican algunas empresas del sector es sustituir los envases de comida por recipientes retornables.

APROVECHA LOS ALIMENTOS AL MÁXIMO

El camino hacia la sostenibilidad no es tan fácil como parece; por eso, empieza por revisar tu stock en busca de productos que puedan ser reutilizados en tu día a día. No se trata de cocinar con productos en mal estado, sino de aprovechar aquellos que normalmente no utilizas en tu menú diario.

La mejor opción sería comenzar a crear recetas nuevas con los alimentos sobrantes en tu cocina. Además, piensa que la mayoría de los platos tradicionales están elaborados con todo tipo de restos de comida, siendo una práctica muy habitual en nuestros hogares.

Asimismo, utilizar tu ingenio para conseguir nuevas elaboraciones, es una buena forma de adaptarte a las tendencias gastronómicas del momento.

REDUCE LOS GASTOS DE TU NEGOCIO

El desperdicio cero no supone ningún gasto, es más, resulta ser una buena opción para el negocio. Además de preservar la ecología del planeta, conseguimos maximizar nuestros beneficios.

Reutilizar los alimentos sobrantes permite ahorrar dinero en las próximas compras y, al mismo tiempo, evitar los gastos económicos y medioambientales que conlleva la producción de objetos no reutilizables.

CREA CONCIENCIA EN LOS CLIENTES

Ser un negocio sostenible tiene sus ventajas frente al consumidor actual. En los últimos años, el cambio climático se ha convertido en tendencia entre los jóvenes, cada vez más concienciados con el medioambiente. Por ello, promover iniciativas de sostenibilidad puede ayudarte a crear una imagen positiva de tu negocio.

Además de dar un mejor destino a los alimentos, nos estaríamos dirigiendo a un futuro sostenible y responsable con el medioambiente. Hoy en día, existen varias appsque se dedican a evitar el desperdicio de alimentos, cuyo éxito es más que notable.

Compartir en: