Después de un año y medio de pandemia, parece que vamos recuperando la ansiada normalidad, y con ella, los actos sociales que tanto añorábamos.  

Una prueba de ello es la reactivación de eventos corporativos y sociales, donde ya se pueden reunir un cierto número de personas, eso sí, respetando todas las medidas de seguridad necesarias. 

Y es ahora cuando, el sector del catering, que tanto ha sufrido durante la pandemia, vuelve al lugar que le corresponde, y empieza a trabajar tanto o más que antes de la pandemia. 

Para celebrarlo, te vamos a explicar algunas de las mejores tendencias de este sector, para que puedas sacar el máximo partido a tu oferta gastronómica, y atrapar a tus clientes de un solo bocado. 

Convierte tus bocados individuales en sostenibles 

Hablemos de sostenibilidad. Uno de los éxitos de un servicio de catering es el saber diseñar casi toda su oferta en raciones individuales. Sin embargo, es algo que puede llegar a generar muchos residuos. Por ello, al diseñar una oferta de catering, tienes que pensar en cual va a ser el soporte en el que lo vas a servir.  

Actualmente, existen muchas y variadas opciones de packaging sostenible; desde platos hechos a base de fibra de bambú u otros materiales vegetales, hasta opciones biodegradables, e incluso, soportes hechos con materiales comestibles.  

Se trata de la opción más idónea para servir tus bocados individuales y, al mismo tiempo, reducir de manera considerable los residuos generados en cada evento. 

Productos de temporada, tu mejor aliado 

Sin duda, una de las tendencias gastronómicas que está arrasando estos años es la cocina de temporada. Los productos de temporada son productos frescos y llenos de sabor y, además, son lo que tus clientes quieren comer en cada época del año.  

Por ejemplo, ahora que se acerca el frío, puedes ofrecer, en formatos individuales, tacitas de cremas calientes. Otra opción muy atractiva de cara al invierno es preparar una deliciosa crema de calabaza, con jengibre y pipas de calabaza garrapiñadas, o una crema de patata trufada con trocitos de avellana…Como ves, se trata de propuestas fáciles de cocinar en grandes cantidades, e ideales para sorprender a tus clientes más exigentes. 

Una forma original de presentar tu oferta: tacitas originales para presentar la crema de calabaza 

Ve más allá, haz que tus bocados sean una opción healthy  

Hacer que tu propuesta gastronómica sea lo más saludable posible también es una tendencia en auge, a la cual, cada vez, se suman más clientes, y que ya casi se ha convertido en una exigencia. 

Una propuesta veggie te puede asegurar este toque healthy que tanto buscan tus clientes; hummus de remolacha servido en tacitas individuales y acompañados de tostones de plátano macho, espuma de baba ganoush servida a modo de cóctel y acompañada de un crujiente de sésamo, ¡y mil propuestas más! Como ves, lo bueno y lo saludable no tienen que estar peleados con una propuesta creativa y sorprendente. 

Conquista a tus clientes a través de la mirada 

Y si hay algo que los clientes más valoran de un catering, cuando están en un evento, es una estación de showcooking. 

Aquí entran propuestas como las mini burgers hechas al momento, mini wraps planchados…, o hasta el uso de una mini brasa para poder cocinan todo tipo de carnes a la vista de los clientes. ¡Ya verás como se terminan los platillos al momento! 

Al final, se trata de que estos pequeños bocados individuales sean de lo más sorprendentes para tus clientes, y que, una vez terminado el evento, se marchen con buen sabor de boca. 

Compartir en: