Incluir productos de temporada en tu cocina puede ser el mejor aliado para tu restaurante, para tu negocio.

Cada época del año es diferente, y el cuerpo pide lo que más le apetece en cada estación: comida caliente en invierno, comida ligera en verano. Esto hace que los clientes prefieran comer platos típicos de cada temporada, en vez de otras alternativas gastronómicas, sobre todo si están elaborados con productos frescos y llenos de sabor.

LA COCINA DE TEMPORADA Y LA HOSTELERÍA

Diseñar una oferta gastronómica inspirada en la cocina de temporada te servirá no solo para atraer a tus clientes, sino también para diferenciarte de la competencia.

En este sentido, estarás ofreciendo a tus clientes el tipo de comida que más les apetece consumir en cada época del año y, de esa manera, conseguirás que tu oferta sea la opción ideal para ellos.

Por otro lado, al usar productos frescos y de temporada, conseguirás unos platos deliciosos que harán que tus clientes no duden en volver a tu restaurante.

ALIMENTOS DE TEMPORADA, LA MEJOR OPCIÓN PARA TUS PLATOS

Los productos de temporada aportan una serie de beneficios que repercuten tanto en el sabor como en la textura de nuestros platos. A continuación, os vamos a explicar cuáles son estos beneficios:

1. Más sabor, más autenticidad

Cada vez somos más conscientes de la importancia de consumir alimentos frescos y, sobre todo, que sean de temporada. Esto último significa que se trata de alimentos en “buen estado”, a los que se les ha respetado su ciclo natural de maduración, sin el uso de sustancias químicas para su cultivo, por lo que conservan todo su sabor y propiedades naturales.

De esta manera, los productos de temporada son más sanos, con un sabor y olor muy intenso, y una apariencia impresionante. Además, al ser productos frescos, contienen una gran cantidad de nutrientes y minerales. Por eso, cocinar con productos de temporada te permite ofrecer a tus clientes platos elaborados con productos frescos y de gran calidad, y aportan un gran valor al menú de tu restaurante.

“Los productos de temporada son más sanos,con un sabor y olor muy intenso.”

2. Calidad a buen precio

Hay un factor muy importante a tener en cuenta para tu negocio; cuando los productos son de temporada, es cuando mejor precio tienen, y esto repercutirá directamente en el ajuste de tus escandallos.

3. Respeto con el medio ambiente

Consumir productos de temporada y de proximidad es una buena manera de crear una imagen más sostenible para tu negocio. Consumir productos locales supone un gran ahorro energético derivado del proceso logístico y de distribución de los productos importados, lo cual resulta muy beneficioso para el medioambiente.

Profundizando un poco más en el tema, también nos damos cuenta de que estos productos de temporada llevan menos pesticidas y fertilizantes en su proceso de cultivo. Por lo que estarás ofreciendo a tus clientes comida elaborada con productos limpios, y mucho más ecológicos y sostenibles.

4. Apoyo a la economía local

Además, en relación con el punto anterior, al comprar productos de proximidad, estás contribuyendo a favorecer el sistema de producción local, lo que repercute en la creación de nuevos puestos de trabajo.

“Comprar productos de proximidad favorece la economía local.”

Por otro lado, aparte de ayudar a la economía local, al comprar productos de temporada, proporcionas a tus clientes una forma de consumo más nutritiva y, a la vez, más económica para tu negocio.

EN CONCLUSIÓN

Si has leído hasta aquí, solo queremos decirte que los mejores productos de temporada están al servicio de tu negocio, para que ofrezcas a tus clientes la mejor oferta que puedan encontrar, con un objetivo claro: que salga ganando todo el mundo; clientes felices, negocio rentable.

Compartir en: